Departamento de Comunicaciones del INESPRE afecta gestión del Director Iván Guzmán

Spread the love

Una buena administración de un funcionario en determinada institución tiene que estar balanceada, es decir, un equipo de trabajo conforma la estructura de un Ministerio o una Dirección del Estado.

Los grandes teóricos en las relaciones humanas así lo definen desde hace muchos años. La imagen de un funcionario manejada con mucho criterio por un personal idóneo para tal, hace crecer la credibilidad de determinada institución en el público.

El marketing digital hoy en día representa un significativo avance, pero no es improvisando que se logran los avances. Una buena gestión en un departamento de relaciones públicas, tiene mucho que ver con la visión que tenga el director; porque es responsabilidad de “este elevar la imagen” no solo en los medios de prensa, sino en la sociedad.

Por citar un caso, el Instituto Nacional de Estabilización    de Precios (INESPRE), bajo la gestión de su director Iván Guzmán, viene desarrollando un trabajo muy cerca de la intensión sana del presidente Luís Abinader de ayudar a los más desposeídos a nivel nacional. Esta entidad viene cubriendo las necesidades más directas con “los mercados de precios” extendido a diferentes zonas de la Republica Dominicana. 

Es decir, que la excelente gestión de Guzmán, puede verse afectada si su departamento de comunicaciones, no tiene un contacto ni manejo adecuado con los representantes de medios, sea escrito, televisivo o digital.

El representante de un departamento de Comunicación de una institución, sea publica o privada, no puede administrarla de manera personal, porque puede corroer la imagen del funcionario con los medios de prensa.

El director de Comunicación del Inespre, Paul Pimentel Blanco, según se supo, maltrata a los medios de manera constante de forma directa con “actitud prepotente”, incluso, advirtiéndole a “algunos medios, que no le publiquen” sus notas; como si se tratara de una empresa de su patrimonio.

El comunicador ocupa el puesto desde la gestión deEx director Zorrilla Ozuna y desde ahí  ha hecho una trinchera en contra de los comunicadores identificados con el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Su fama de ser un “sangrú” toma forma cada día, lo que puede concluir en un alejamiento de los medios a la institución por los maltratos a que los somete el señor Pimentel Blanco.

Su manejo representa una condición calificada por expertos de la conducta humana como una “Patología Clínica Bipolar”, porque el maltrato se ha extendido no solo a periodistas, sino también personalidades que intentan acercarse al INESPRE, pero el señor Pimentel Blanco le hace un muro.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *